Saltar al contenido principal
  Portal RD  
INICIO PORTALRD
INICIO LA CULTURA
DICCIONARIO DOMINICANO (NO OFICIAL)
  
 

Creencias populares

 
CuerpoFiltro
Bacá
En nuestra cultura un personaje muy conocido lo es el Bacá. Según las creencias de quienes admiten su existencia, es un ser exigente que requiere de quien lo posee enormes sacrificios, entre ellos la entrega hasta de personas de la familia, por eso, la enfermedad o muerte de un miembro de la familia a quien se le atribuye la posesión de tal ente, es siempre considerada como obra de éste y no por la disposición de quien lo regula en el mundo.
 
Cuando una persona comienza a progresar económicamente de manera rápida y poco comprensible para la gente, se comenta entonces que es gracias a que tiene un "bacá". Este se consigue en un pacto con el diablo, quien le dará riquezas, salud y le cuidará sus propiedades a cambio de la entrega de algunos de sus seres queridos.
 
A este personaje, el Bacá, las personas le dan vida ya sea en un gato negro, un perro, un toro o cualquier otro animal, que cuida algún terreno, ganado, casa o negocio de una persona que busca prosperidad
 
Las historias cuentan que el Bacá le da prosperidad a la persona, pero que si esta falla en el acuerdo con ese personaje termina suicidándose o muriendo misteriosamente.

 
La Ciguapa
 
Se tiene la creencia de que por las noches, sale de los montes una hermosa mujer, de largos cabellos, pero con los pies hacia atrás, que recibe el nombre de "la ciguapa", la cual es completamente inofensiva, sumamente tímida, llegando incluso a asustarse de la gente.
 
Un mito muy especial en nuestra población esta extraña mujer salvaje que habita en las montanas y posee poder mágico. Suele ser descrita como de tez morena, de ojos negros y rasgados, de pelo suave y lustroso, tan largo que le cubre todo el cuerpo.
 
En algunas regiones los campesinos dicen que son bajas de estatura y de cuerpo desproporcionado; otros dicen que tienen las piernas largas y delgadas; algunos afirman que son velludas y unos pocos que están bellamente emplumadas.
Todos sostienen, sin embargo, que tienen el rostro hermoso y que son muy ariscas. Tienen los pies al revés y dejan huellas contrarias al rumbo de su destino. Muchos dicen que estas mujeres son esencialmente nocturnas o prefieren las zonas oscuras de los bosques; cuando salen lo hacen en busca de frutas, peces o aves con los cuales se alimentan.
Afirman muchos que emite aullidos e hipidos cuando corren por los campos, y cuando saltan o duermen entre las ramas de los árboles pero nunca se les escucha hablar. Cuentan que las ciguapas tienen un corazón cazador, y que salen por las noches de las serranías en busca de algún caminante nocturno al que embruja , ama y luego mata.
Al decir de las leyendas, las ciguapas tienen malas costumbres; estas salen de sus moradas a robar manteca y carne cruda de las cocinas, aunque afirman que les gusta el maíz y otros granos que se siembran en los conucos.
En algunas regiones han visto a las ciguapas cabalgar por las madrugadas en los llanos de las montanas, y las han descubierto haciendo trenzas en las crines y las colas de los caballos. Se dice que una ciguapa se atrapa un día de luna creciente con un perro jíbaro y cinqueño. No obstante, se añade que es preferible dejarlas en paz, pues es tan grande el dolor que sienten en cautiverio, que al final mueren de pena.
El Fucú

Se refiere a la creencia de un símbolo de mala suerte, azaroso o azarado. Se piensa que cuando las cosas no salen como se planean en individuo puede tener un Fucú

La Piedra de Rayo
Al encontrarse con un hacha precolombina, muchas personas creen estar ante una piedra mágica que sirve como protección en contra de los truenos y rayos, ya que en la vivienda donde hay una de éstas, no cae nunca uno de ellos, por eso la han bautizado como "piedra de rayo". También se considera que éstas se producen donde cae un rayo.
Los Negros y las Máscaras del Diablo
En algunas comunidades de Guerra durante el Domingo de Resurrección salen unas máscaras del carnaval cimarrón, que reciben el nombre de "los negros", cuya tarea es fundamentalmente educativa, de amedrentamiento a los niños que se portan mal en las comunidades. Igual ocurre en algunos lugares de Elías Piña, como por ejemplo en Matayaya, con "las máscaras del diablo".
El Cuco
Es una entidad indefinida que se queda siempre como una amenaza que va aparecer para amedrentar a los niños que se portan mal. Es una creencia popular a nivel nacional.
La Pesadilla
La "pesadilla" es un ser o espíritu que se mantiene rondando a los durmientes. Tiene una mano llena de hoyos y la otra está llena de riquezas para dárselas al que logre agarrarla. Para lograrlo, sólo hay que ensartarla con cualquier objeto por uno de los agujeros de la mano.
El Guanguá
Cuando una persona quiere librarse de un enemigo o por venganza cobrarse una deuda personal, va donde un brujo y le paga para que lo enferme y hasta pueda producir la muerte, echándole un "guanguá". El "guanguá" es un "paquete" que prepara el brujo con una serie de sustancias y rituales mágicos un martes o un viernes y deberá ser colocado en un lugar donde la víctima pueda pisarlo o golpearlo al pasar cerca de él. Para neutralizarlo, el "guanguá" debe ser retirado con la mano izquierda, mientras se hace la señal de la cruz con la mano derecha o barrerlo con una escoba después de hacer también la señal de la cruz.
Mal de Ojos
Un niño pequeño bien hermoso puede despertar la envidia en algunas personas, temiéndose que le echen un encantamiento que puede afectarle la salud o producirle la muerte. A esto se le llama "mal de ojo". Por eso, cuando una persona al ver al niño, se impresiona y dice " niño más hermoso!" debe él mismo o la persona que esté cerca, terminar la exclamación afirmando: " Dios Lo guarde!". Como protección se le coloca en la muñeca un resguardo, que puede ser un azabache, el cual, para mayor efectividad, debe ser ensalmado por un brujo durante tres martes seguidos. Cuando el niño tiene mal de ojos, debe buscarse un brujo que lo ensalme y lo cure de esta enfermedad mágica.
Los Zombies
Para ponerlos a trabajar en su conuco, en algunos lugares del país, los campesinos de ciertos recursos económicos compran un "zombi". Los "zombi" son cadáveres que han sido despertados parcialmente por un hechicero, y al ser entregados a sus amos, se convierten en esclavos, debiéndose mantener sin ingerir alimentos con sal. Cuando por un descuido ocurre, despiertan de su letargo, matan al amo, destruyen sus propiedades y regresan a sus tumbas a descansar en paz.
Las Nimitas
Las "nimitas" son luciérnagas muy comunes en el campo que emiten una luz por las noches cuando van volando en silencio. Las personas creen que las "nimitas" son el alma de los difuntos que salen a cuidar a sus seres queridos, especialmente a los niños. El nombre viene de animita, es decir, ánima pequeña.
Las Marimantas
Las marimantas son seres indefinidos en la forma que, envueltos en una sábana por las noches, salen a recoger a los niños malcriados para asustarlos o llevárselos. Al ser atrapados por estas, los padres piden que se los entreguen, lo cual ocurre. Desde ese momento los niños se portarán bien.
Los Biembienes
En lo más profundo de los montes y las montañas habitan unos seres inofensivos, mudos y desnudos que salen por las noches en busca de alimentos, que son conocidos como "biembienes".
Las Brujas
De acuerdo con las creencias populares, son frecuentes las apariciones de brujas, las cuales se pueden trasladar a largas distancias en una escoba voladora y gozan haciéndole daños y asustando a la gente. Su debilidad son los niños, a los cuales les van chupando la sangre por el ombligo o el dedo grande del pie hasta matarlos. Si el niño está bautizado, al chuparle el dedo, la bruja comenzará a vomitar la sangre. Como protección de las brujas, se coloca una escoba con la punta para abajo, a fin de que si llega al techo de la casa no pueda volar; se le colocan también granos de sal, mostaza y ajonjolí. Su mayor miedo es a la sal, ya que se le sala el cuerpo y se le inmovilizan las coyunturas, haciéndole más impacto debido a que han dejado su piel guardada.
Las Cabañuelas
En nuestros campos tenemos a los cogedores de cabañuelas, los cuales realizan el diagnóstico de la lluvia que va a caer durante el año, a fin de que los campesinos puedan planificar sus siembras. Las cabañuelas se hacen al iniciarse el año. Los primeros doce días corresponden a los meses del año. Los días que llueva o no indicarán los meses de lluvia o de sequía respectivamente. También tienen la técnica de colocar doce granos de sal en la solera de las viviendas, organizándolos en fila india el 31 de diciembre por la noche, la humedad o no en cada uno de ellos indicará las incidencias de lluvia durante el año.
Amarradores de Agua
Cuando está nublado "negrecito", como dice la gente, en las comunidades hay especialistas que con sus poderes mágicos espantan el agua para que no dañe las cosechas o tumbe las flores de los árboles frutales. Estas personas también tienen la capacidad para racionalizar las lluvias, haciendo que caigan o no en determinados lugares que no conviene por fines agrícolas; incluso, ellos pueden, de acuerdo con las creencias de la gente, caminar en medio de la lluvia y no mojarse, cayendo el agua a sus espaldas.
El Agua de Mayo
Se considera mágica la primera agua de mayo. Cuando está cayendo, la gente la recoge con las manos y se la pasa por la cara como despojo para purificarse, con las esperanzas en algunos de que les eliminará las arrugas y los rejuvenecerá. También se recogerá el agua de mayo en botellas, la cual servirá como protección y para resolver problemas de salud.
Zánganos
Los zánganos tienen las mismas características de los galipotes, pero se diferencian de ellos en que caminan dando zancadas. Ambos tienen en común también que les gusta salir por las noches a asustar a la gente y hacer todo tipo de bellaquerías.
Galipotes
De acuerdo con las creencias populares, los brujos o curanderos tienen la capacidad, por encargo o voluntad de los interesados, de convertir a las personas en animales para su protección o para ellos mismos realizar mejor su trabajo; son los "galipotes".
Estos, por la magia, pueden escapar cuando los están buscando gracias a la capacidad del mimetismo de asumir diferentes formas de animales, de ser inmunes a filos de puñales, cuchillos, machetes y balas, así como a la acción de oraciones y resguardos.
Para información y comentarios Editor.Digital@Portalrd.com